CONSEJOS JARDINERÍA SEPTIEMBRE

Septiembre es un mes de transición entre el verano y el otoño, con lo que las labores en el jardín van ir encaminadas a preparar el jardín hacía el otoño y el invierno.


Sembrar las especies bianuales que florecen en invierno y primavera. Los bulbos y tubérculos que florecen en primavera también se pueden plantar en Septiembre, pero también se suele esperar a que entre el otoño.

Todo tipo de plantas en macetas pueden plantarse en este mes. También los Pensamientos de invierno y Crisantemos de otoño para dar un toque de color al jardín, se pueden plantar a finales de mes.

Riego frecuente porque aún hace calor. Aplicar al amanecer o al atardecer y especialmente atender a las plantas recién plantadas. Las zonas y plantas dañadas por la sequía requieren riego más intenso.

Las plantas Crasas o Suculentas, y plantas subtropicales como Yuca, Drago, Drácenas, etc. y palmeras como el palmito (Chamaérops) requieren menos riego.

Este mes de septiembre se puede hacer una última fertilización general de la temporada al césped, árboles y plantas en general, con un fertilizante de menos nitrógeno y más potasio. Estamos en plazo de abonar el naranjo y limonero. Y de descargar y abonar los geranios. También es el momento de aclarar y abonar las plantas tapizantes. Las acidófilas (azaleas, camelias rododendros, etc) fertilizarlas con Sulfato de hierro. Si se necesita ayuda para saber las dosis podrás consultar a Quercus rural.

Recortar las ramas indeseables de arbustos y árboles; sea porque han crecido desmesuradamente o para ordenar y dar formas.

Cortar tallos y flores secos de las plantas Vivaces, dejando tanto follaje como sea posible. Elimina tallos y hojas secas de Gazanias, Arctotis y Aquilegias para que crezcan con mayor vigor. Los Lirios, recortar el follaje, a fin de mes. Podar las matas de Lavanda o Espliego. Las plantas anuales estarán más saludables si se podan ligeramente y se les abona con un fertilizante de elevado contenido en fósforo.

Septiembre es uno de los mejores meses del año para sembrar un nuevo césped. También para resembrar, para rellenar los espacios donde haya desaparecido o donde esté en mal estado. Aplicar abono complejo de lenta liberación, a finales de mes o esperar a principios de octubre. Tratar con fungicida las manchas amarillas o pardas que aparezcan en el césped si se sospecha de hongos y evitar que se extiendan. Es buen momento para airear el césped y escarificar y hacer que rebrote con fuerza.

Septiembre es un mes el que continúa haciendo buena temperatura, por eso prolifera el Pulgón, Cochinillas, Mosca blanca y Araña roja. Aplicar un fungicida de amplio aspectro para prevenir hongos como Botritis, Oidio, Roya y Mildiu. La Negrilla o Fumagina aparece donde hay Pulgones, Cochinillas o Mosca blanca; eliminar las plagas y no habrá Negrilla.

Eliminar la maleza del jardín antes de que se formen y propaguen las semillas. Atar las trepadoras y pon tutores a plantas de crecimiento alto y jóvenes. Recoger las hojas caídas y úsalas para hacer compost. Desentierrar los bulbos y tubérculos de las variedades no resistentes al frío y guárdalos en un lugar seco, envueltos con compost.
Hacer esquejes, por ejemplo, de árboles y arbustos, Crisantemos, Penstemon, Hiedras, Cardenales, etc. Septiembre es buena época para dividir matas y obtener nuevas plantas. Se separan con un cuchillo bien afilado, dejando grupos de hojas y raíces.